Temperamento Flemático Temperamento Linfático

TEMPERAMENTO FLEMÁTICO. TEMPERAMENTO LINFÁTICO

¿Por qué se denomina flemático? ¿Cómo se origina esta denominación?

Temperamento Flemático también denominado temperamento linfático. En la Clasificación “Humoral”,  que es una de las clasificaciones más antiguas del hombre, perteneciente a Hipócrates y Galeno predomina la flema. La Clasificación de “Los Cuatro Humores”, consideraban que a cada uno de los diferentes fluidos corporales le correspondía un tipo de temperamento. Cada  fluido se modificaba de acuerdo a la actividad y la dieta de cada individuo. El desequilibrio de estos humores corporales generaba la falta de salud o enfermedad.

El predominio de la bilis da origen al temperamento colérico. El predominio de la sangre se le atribuye al temperamento sanguíneo. Cuando se destacan  los nervios da el temperamento melancólico.

Corresponde al tipo PERCIBIR  de la Clasificación de Jung

Lee también: Qué es la personalidad?  Grafología de la letra g y sexualidad

Características de la personalidad del Flemático

Temperamento Flemático

Temperamento Flemático

Se caracteriza por personalidades tranquilas, calmas, que difícilmente se exalten o enojen por nada. Con exquisito espíritu de justicia, confiables e incorruptibles. Su instinto de conservación está muy desarrollado, y temen a los golpes, el peligro y la violencia. Tienen muy poco interés por lo que sucede a su alrededor y se comprometen poco o nada con lo que los rodea. Más espectadores que partícipes de la vida. Con ellos es fácil llevarse bien porque son personas simpáticas, tienen buen humor, poseen una actitud positiva y aman la buena vida, la buena mesa, sensual y sexual.

El temperamento flemático parece no tener sangre, no reaccionan por nada o la impresión causada de esfuma rápidamente. Prefieren el ocio o el reposo, no son amantes del trabajo y no son entusiastas ni apasionados, pero de gesto dulce, suave, blando hasta pesado. Son personalidades de ritmo lento, parejo, monótono perezoso.

Si bien en su actividad no se caracteriza por ser entusiasta, son reflexivos, constantes metódicos.

Puede que su imaginación no sea frondosa, pero es gran observador. Nunca  se va a postular como líder, pero si las circunstancias lo obligan lo lleva bien a cabo. Es buen ejecutor.

temperamento linfático

temperamento linfático

El Temperamento Flemático en el ámbito laboral

Se destacan por su memoria retentiva, fácil adaptación a las tares  y gran capacidad de observación. Son especiales para actividades de copia, ejecución de instrumentos, reproducción porque la creatividad no es “su fuerte”.

Una vez que seleccionaron actividad o profesión, es frecuente que se queden en el mismo trabajo de por vida. Quizás  prefieran cargos en la administración estatal, puestos de gobierno, fuerzas armadas o empleos que le ofrezcan seguridad o beneficios de jubilación.

Pueden ser profesores de matemáticas, gramática, física, maestros. Les atraen los planos, los números, ingenieros. No son de provocar altercados, por eso pueden trabajar con personal a cargo, capataces, supervisores.  Difícilmente la personalidad del temperamento flemático desarrolla una actividad por cuenta propia, aunque esté capacitado para ello.

Lee también: Grafología letra t y la voluntad

El lado oscuro del flemático

Como todos los tipos de temperamentos el flemático no se escapa a tener un costado negativo.

Quienes se identifican con el temperamento flemático se inclinan a comer y a beber, son perezosos y descuidan sus obligaciones. No tienen grandes ambiciones y tampoco aspiran a grandes cosas. Pueden ser personas un tanto avaras y tacañas, para nada desprendidas.

Aquel que tiene temperamento flemático es obstinado y testarudo, pero como es muy sutil y diplomático y nunca polemiza con los demás, y el flemático no es tan sensible como el melancólico, pero tiende a preservarse de las adversidades para evitar que lo dañen.

Analicemos la escritura del temperamento flemático.

GRAFOLOGIA y PERSONALIDAD

Grafología del  Temperamento Flemático

Características de los aspectos gráficos.

  • Orden: Márgenes ordenados. Monotonía en el conjunto
  • Dimensión: La escritura es de tamaño normal, pequeña o grande.
  • Forma: Predominio de la curva y las redondeces, sencilla; personalizada o caligráfica.
  • Presión: Los trazos son  pastosos.
  • Velocidad: La escritura es de lenta a mesurada.
  • Inclinación: Recta, inclinada o invertida.
  • Dirección: Descendente o con cierta rectitud algo forzada.
  • Cohesión: Letras desligadas o agrupadas.
  • Firma: Grande, bien rubricada, situada a la izquierda del texto y alejada del mismo.

Aquí concluye este artículo sobre el temperamento flemático. Sigue navegando esta web para aprender más sobre grafología y personalidad.

Te recomiendo leas también Aparato psíquico de Freud

Lee también: temperamento colérico 

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esto
error: Contenido protegido. Para copiar por favor contacte al administrador del sitio.