Temperamento Colérico / Temperamento Bilioso

TEMPERAMENTO COLÉRICO

Temperamentos de la Personalidad

Temperamento colérico. Hipócrates y Galeno atribuían el temperamento de cada persona al predominio de uno de los cuatro humores del cuerpo. Sostenían que cada persona tenía estos líquidos denominados humores, en distintas proporciones, y que siempre alguno sobresalía sobre los demás. En el temperamento colérico se le atribuye el predominio a la bilis, es por esta razón que las persona coléricas también se denominan biliosas.

El temperamento Colérico se corresponde con el PENSAR de la tipología de Jung.

Lee también: Teoría de la personalidad de Jung y temperamentos

¿Cómo reconocer que nos encontramos ante una persona con temperamento colérico?

Temperamento Colérico.

Características de la Personalidad del Colérico

temperamento colérico

temperamento colérico

Es importante saber que las personas nacemos con un temperamento predominante, pero que también tenemos un porcentaje de los otros temperamentos. No somos personas coléricas o sanguíneas “puras”. Esto estará condicionado conforme sea la influencia del entorno o el ambiente en el cual nos vayamos desarrollando.

La persona de temperamento colérico es individualista, sagaz, rápido en sus decisiones, perseverante y de voluntad inquebrantable. Su inteligencia es positiva, objetiva y práctica. Prefiere lo concreto antes que lo abstracto.

Las personas coléricas o de temperamento bilioso, son entusiastas, no se conforman con lo ordinario o vulgar, aspiran a lo  grande y noble. Ansían para sí gran éxito en sus asuntos, buscan las grandes fortunas, gran empresa, casa elegante, una distinguida reputación o una posición predominante. Como son muy exigentes consigo mismos desprecian a los que fallan.

La virtud natural del temperamento colérico es la ambición, su deseo de sobresalir y de tener éxito. Como el temperamento sanguíneo, el colérico es extrovertido, líder nato, activo e independiente y generalmente se halla en su “salsa” organizando tareas ya que posee impulso inconsciente para dominar a los demás y hacerlos rendir en sus funciones.

Lee también: Modelos de firmas: Cómo hacer tu propia firma

 Temperamento colérico en el ámbito profesional

Las personas coléricas o de temperamento bilioso para la clasificación de Hipócrates, están hechas para gobernar, para tomar decisiones, se sienten felices en posiciones de mando, organizando grandes grupos.

Son individuos más “de razón que de corazón”. Se destacan en cualquier actividad que emprendan.  Sistemáticos y metódicos  y su conducta se rige por la moral la ética y el orgullo. De principios sólidos y gran respeto por los demás.

El temperamento colérico logra gran éxito en su  profesión debido a su temperamento activo porque siente una inclinación continua a la actividad y a la ocupación. Él no puede estar de “brazos cruzados sin hacer nada”, ya que funciona de forma rápida y diligentemente. En sus empresas que es perseverante y lleno de coraje, a pesar de los obstáculos. Sin vacilar, se lo puede colocar en los puestos difíciles. En su discurso, quien goce del temperamento colérico es conciso, breve y definido, detesta repeticiones inútiles.

Dentro de las profesiones o actividades que le van bien están aquellas que requieran de liderazgo, productividad y motivación. El temperamento colérico no se distingue por ser perfeccionista ni detallista sino más bien productor. Se desenvuelve muy bien como comerciante, en docencia, como militar, político, como empresario o deportista.

Lee también: Qué es la grafología

El significado de las letras: Grafología

El significado de las letras: Grafología

La fase oscura de la personalidad en el  temperamento colérico

No todo es color de rosas.  Como en todo, está la parte positiva y la negativa de la personalidad en cada tipo.

La persona colérica es dominante, sagaz excesivamente ambicioso y autoritario y se lo considera oportunista porque con el fin de llegar a los fines que se ha propuesto usa a las personas a su antojo. Es muy astuto y la aplica a fines de conseguir lo que busca. No acepta negativas a sus pedidos y es capaz de enmascara la verdad si el fin lo amerita. Cuando necesita pedir un favor puede conducirse como un persuasivo sanguíneo.

Es orgulloso ya que se considera un ser extraordinario destinado a realizar grandes hazañas y empresas para las cuales se siente totalmente capacitado. Esto le hace justificar sus defectos como obstinación, ira, orgullo y terquedad. No tolera que lo contradigan y no cede ni un milímetro de su posición. Prefiere trabajar solo y hacer por su propia cuenta antes que pedir ayuda, porque piensa que como él nadie va a hacer las cosas.

En ocasiones el temperamento colérico desprecia a su prójimo porque en su interior está convencido que los otros son ignorantes, débiles, lentos, al menos en comparación con el mismo. Es frío, sarcástico y cruel en sus comentarios, no vacila en decir claramente lo que piensa. A cuidarse del colérico cuando enfurece, es capaz de verter su ira y dañar muchísimo a personas inseguras.

De todos, el temperamento bilioso es el menos afectivo, ya que se muestra desconsiderado e insensible ante la desgracia del prójimo.

Como en todos los costados de la vida las virtudes pueden jugar una mala pasada si se exageran y la capacidad de decisión y la entereza que caracteriza al temperamento colérico puede tornarlo un ser obstinado,  inflexible y obcecado.

GRAFOLOGIA y PERSONALIDAD

Grafología del temperamento Colérico

Vamos a analizar la escritura manuscrita de los coléricos y a través de esta técnica proyectiva que es la grafología, vamos a revelar características relevantes de la personalidad.

Características de los aspectos gráficos

  • Orden: Los márgenes son ordenados, y el texto condensado.
  • Dimensión: La escritura es pequeña y decreciente dentro de la palabra.
  • Forma: Predomina el ángulo, la escritura sobria y simplificada.
  • Presión: Firme.
  • Velocidad: Es mesurada o rápida.
  • Inclinación: Vertical o ligeramente inclinada a la derecha.
  • Dirección: Rectitud de línea, con  cierta rigidez.
  • Cohesión: Escritura agrupada.
  • Firma: Escritura normal a pequeña, con escasa rúbrica o sin ella,  situada en el centro o ligeramente a la derecha del texto.

Aquí concluye este artículo acerca de el temperamento colérico, te invito a seguir investigando los otros temperamentos y continúa en esta web para seguir aprendiendo mucho mas de grafología fortaleza y debilidad yoica en la escritura y  La autoestima en la escritura.

Lee también: Temperamento Sanguíneo.

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esto
error: Contenido protegido. Para copiar por favor contacte al administrador del sitio.